¿Existe un método para la evaluación de tecnologías sanitarias en los centros sanitarios?

//¿Existe un método para la evaluación de tecnologías sanitarias en los centros sanitarios?

¿Existe un método para la evaluación de tecnologías sanitarias en los centros sanitarios?

Desde ARGES nos preguntamos si con carácter general en los Centros Sanitarios y más concretamente en los Hospitales, existe un método o procedimiento para la toma de decisión sobre la introducción de tecnología sanitaria (TS).

Conocemos que la necesidad de introducir tecnología es una realidad habitual de los centros sanitarios y además contribuye a una mejora de la prestación sanitaria avanzando así de un modo adecuado, seguro y eficiente.
La decisión no es fácil, y así lo sabemos quienes hemos tenido la responsabilidad de la misma. Por ello, es pertinente apoyarse en la valoración de ciertos criterios, de manera que se fundamente la decisión en un análisis lo más completo y técnico y objetivo posible.
En este sentido, desde ARGES proponemos la creación de una Comisión Asesora Técnica “CATEC” que facilite la toma de decisión. CATEC recoge las distintas sensibilidades que existen en un centro sanitario a través de la elección de los profesionales que deben formar parte de la misma, pero también y cada vez más, debe recoger la opinión del paciente, representado por un lego de entre los ciudadanos del área geográfica o poblacional en la que el centro sanitario preste asistencia.

Varios pueden ser los criterios a considerar, pero sin duda, desde ARGES pensamos que deben valorarse las características de la tecnología que se quiere introducir en el centro, la necesidad asistencial que viene a cubrir total o parcialmente, los beneficios en términos de mejora de la salud y de minimización de riesgos con su uso, y criterios de tipo económico, como el coste-efectividad entre otros. Además debe acompañarse de la pertinente evidencia científica que haga que la TS merezca ser evaluada, y otros criterios en relación con la accesibilidad, la equidad y aspectos normativos que le sean de aplicación.

En el inicio de este blog, pretendemos dar unas primeras pinceladas de lo que deber ser la evaluación de las tecnologías en los centros sanitarios, entendiendo que en cada centro debe desarrollarse una metodología de evaluación que garantice que los informes resolutivos sean rigurosos y objetivos.

Es posible que tu centro cuente con alguna comisión como la Comisión de Tecnología y Adecuación de Medios Diagnósticos y Terapéuticos que se estructuraba en el Real Decreto 521/1987, sobre Estructura, Organización y Funcionamiento de los Hospitales del extinto INSALUD.
Nos gustaría conocer tu opinión, cómo se realiza en tu centro de trabajo la decisión de la introducción de la tecnología, si está estructurada algún tipo de comisión, quienes forman parte de la misma, si cuenta con una metodología de funcionamiento, y cuáles son tus propuestas de mejora para la toma de decisión de la introducción de la tecnología sanitaria.

Desde ARGES entendemos que sólo es posible avanzar si compartimos el conocimiento. Te ofrecemos nuestra propuesta, nuestra CATEC.

2018-04-05T10:57:13+00:00 27 diciembre, 2017|Tecnologías sanitarias|4 Comentarios

4 Comentarios

  1. jruiz2 5 abril, 2018 at 11:11 am - Reply

    Quizá sería conveniente definir con más detalle qué se entiende por tecnología sanitaria, si nos referimos únicamente a equipamiento o nos referimos a cualquier tipo de producto reutilizable o fungible, o también incluimos software y procedimientos y métodología de trabajo. La tecnología sanitaria en cualquiera de sus acepciones requiere también una formación específica del personal sanitario y de gestión, ¿se incluye también?

    • Arges 5 abril, 2018 at 11:11 am - Reply

      Hola jruiz2. Gracias por participar en el blog y por plantear cuestiones tan interesantes.

      En ARGES entendemos por tecnología sanitaria lo mismo que definió la INAHTA en 2016, esto es «cualquier intervención que pueda ser empleada para promover la salud, prevenir, diagnosticar, tratar una determinada condición clínica o rehabilitar a pacientes con dicha condición» . Esta definición incluye equipos, dispositivos, productos sanitarios ya sean reutilizables o de un solo uso, software y procedimientos médicos o quirúrgicos así como los sistemas organizativos y de apoyo para prestar asistencia sanitaria.
      En definitiva, es una definición amplia de tecnología sanitaria que incluye cualquier tipo de intervención que tiene influencia en la salud y en la sociedad.

      Desde ARGES somos conscientes de que el uso responsable de la tecnología sanitaria requiere formación en un doble sentido, por una parte la que deriva de los procedimientos para su adquisición y puesta a disposición de los profesionales sanitarios, cuyos destinatarios son los gestores sanitarios, y por otra parte, aquella formación necesaria para que su aplicación sea la adecuada y en todo su potencial para el beneficio del paciente, dirigida al personal sanitario.
      En ARGES entendemos que deben procurarse los cauces que garanticen el nivel de conocimiento y habilidad en el manejo de la tecnología, para que su uso sea eficaz, eficiente y seguro.

  2. Juan Carlos Alonso Punter 9 noviembre, 2018 at 5:29 pm - Reply

    Entiendo que el Centro sanitario NO es quien debe «evaluar» la tecnología, cualquiera que sea esta. No tiene los recursos, ni tiene la metodología ni tiene – sobre todo – esa función.

    ?Nos imaginamos a los más de 700 hospitales del SNS haciendo «evaluación»?

    Para la evaluacion ya existen expertos e informes de la(s) Agencia(s).

    Esto es, el centro – en todo caso – debería a través de la CATEC u otra Comisión, garantizar que la tecnología que se pretende introducir ha pasado las evaluaciones económicas oportunas (coste-efectividad, coste-utilidad, coste-beneficio) FUERA del centro. Y la función de esa CATEC debería ser la priorizacion de diferentes tecnologías YA evaluadas, y su adecuación a la realidad asistencial y económica del centro.

    Y, en todo este asunto, habría que velar desde la autoridad sanitaria por el mantenimiento de la igualdad y la equidad en el acceso de los pacientes a las nuevas tecnologías. La descentralización extrema de las evaluaciones ( a nivel de centro) conllevaría con toda seguridad desigualdades entres pacientes de diferentes centros. Esto ya está pasando con los medicamentos ( aprobados por la Agencia Espalola) y la arbitrariedad en la introducción de los mismos en los centros, en manos de la Comisión de Farmacia respectiva.

    • Arges 15 noviembre, 2018 at 3:31 pm - Reply

      Muchas gracias por tu reflexión Juan Carlos.

      Estamos totalmente de acuerdo con tu planteamiento, no es necesario que cada hospital se convierta en Agencia de Evaluación. En España tenemos Agencias de Evaluación de Tecnologías en muchas Comunidades Autónomas que realizan informes técnicos elaborados con rigor. Nuestra propuesta pretende aportar método a la hora de tomar la decisión de la introducción en el hospital de la tecnología. Sería deseable que previamente toda tecnología contase con un Informe de Evaluación de una Agencia, pero no siempre es así y aunque lo fuera la decisión de su introducción en el hospital requiere de reflexión.

      No se trata por tanto de poner en marcha una nueva Comisión para evaluar o re-evaluar la tecnología sino que con criterio se decida la oportunidad y conveniencia de su introducción en el centro concreto en base a la cartera de servicios, los recursos humanos, organizacionales y/o económicos, o a los pacientes diana susceptibles de su uso, por citar algunos factores a considerar.

      Como bien indicas, la función de CATEC es priorizar que tecnologías ya evaluadas, se adecuan a la realidad asistencial y económica del centro sanitario.

      En definitiva CATEC pretende asesorar basándose, entre otros criterios, también en la evidencia que aportan los Informes de las propias Agencias de Evaluación.

Escribe un Comentario